Hoy miércoles, 18 de octubre, Carles Fàbregas, Director General de TUSGSAL, operador de gestión indirecta de los buses metropolitanos del AMB, y Carles Conill, Director de Servicios de Movilidad Sostenible de la AMB, han presentado las bicicletas eléctricas que el empresa TUSGSAL ha puesto a disposición de los trabajadores que lo deseen para la realización de desplazamientos in missión. Esta nueva apuesta facilitará una movilidad no contaminante de la plantilla entre las diferentes instalaciones de la empresa.

La iniciativa, que se enmarca en la estrategia del AMB de fomentar una movilidad más sostenible y mejorar la calidad del aire de la metrópolis, forma parte también de los objetivos de mejora definidos en las normas ISO 39001 de Seguridad Vial y Empresa Saludable de TUSGSAL, que promueve y protege la salud, bienestar y seguridad de la plantilla, así como la sostenibilidad del ambiente de trabajo.


La bici, estrategia metropolitana para reducir la contaminación atmosférica

La bici es una firme apuesta del AMB en su estrategia de avanzar hacia una movilidad más sostenible. En este sentido, el AMB está dando apoyo técnico y económico, a través de subvenciones, para construir carriles bici, mejorar la conectividad metropolitana y crear la red Bicivia, una red  metropolitana que conectará, de manera directa y segura, toda la metrópolis . Por otra parte, también continúa con la subvención de 250 € para la compra de bicis eléctricas para los ciudadanos, sólo una de las actuaciones en este sentido.

Paralelamente a esta nueva iniciativa entre TUSGSAL y el AMB, desde el organismo metropolitano también se mantiene activa la convocatoria del Biciempresa, que permite a las empresas del territorio metropolitano que lo soliciten poder disponer de hasta 5 bicicletas (eléctricas o mecánicas) por empresa, durante un máximo de 6 meses, para favorecer una movilidad más sostenible desde el domicilio hasta el trabajo. En este caso, el plazo para recibir solicitudes es hasta el 31 de octubre.